image

LA CONSULTA POPULAR EN QUITO NO RESUELVE EL PROBLEMA REAL