La CME rechaza actos violentos por parte de grupos opositores al desarrollo de una minería responsable

09-mayo-2018 


La CME rechaza actos violentos por parte de grupos opositores al desarrollo de una minería responsable.


La Cámara de Minería del Ecuador, ante los actos violentos suscitados en contra del proyecto minero Río Blanco, a cargo de la empresa minera Junefield Ecuador - Ecuagoldmining South America S.A, manifiesta:


Rechazamos absolutamente los actos vandálicos propiciados por grupos antimineros en contra del proyecto  Río Blanco, considerado uno de los cinco proyectos mineros estratégicos del Ecuador y de interés nacional. Este proyecto cuenta con todos los permisos ambientales, legales y de seguridad para su desarrollo, contrapuesto a las declaraciones que realiza el dirigente, Andrés Durazno y quien ha sido el protagonista de varios hechos violentos en contra de la empresa.


El proyecto cuenta con 193 trabajadores, de los cuales el 70% pertenecen a las comunidades de influencia directa y son quienes se han visto mayormente afectados por el cometimiento de actos delincuenciales que han sido propiciados por actores con intereses mesquinos y que deben ser judicalizados y penados como delitos comunes que son.


Cabe aclarar que las personas que se aglutinaron para estos actos violentos no pertenecen a la zona de influencia directa del proyecto.


La empresa ha reportado de estas ilicitudes a las instituciones del Estado pertinentes, así como a alertado de una manipulación social que se pretende hacer con el resto de personas no aledañas al proyecto para realizar este tipo de acciones ilegales.


Exortamos a las instituciones del Estado, el accionarrespectivo para garantizar que no exista la alteración del orden público y el normal desenvolvimiento de las actividades públicas y privadas de la zona de influencia del proyecto minero Río Blanco, así como también exigimos que se tomen las medidas legales y judiciales correspondientes por el cometimiento de actividades irregulares y delitos graves, los cuales no atengan solamente a la integridad de los trabajadores y propiedad privada, sino que afectan a la seguridad del estado y sus proyecciones económicas.


La Cámara de Minería muestra su solidaridad con la empresa Junefield Ecuador, así como con nuestros hermanos trabajadores, quienes afortunadamente no sufrieron daños producto de los deleznables actos aquí enunciados; y respalda el quehacer de una compañía que ha confiado en nuestro país y en nuestra gente.