Nuevas concesiones mineras comprometerán USD 600 millones de inversión en 2017

 

24-jul-2017

Después de abrir el proceso de subasta y remate para que las empresas puedan ofertar por nuevas áreas mineras en mediana y gran escala para exploración, el Estado ecuatoriano cuenta con una inversión comprometida al momento de USD 474 millones para los próximos cuatro años, con una proyección de USD 600 millones al cierre del año 2017.


Ecuador está viviendo un momento positivo por las altas inversiones en el sector minero. Un ejemplo de ello, es el compromiso de inversión en exploración minera que BHP Billiton realizará en cinco áreas del país. Esta empresa es una de las más grandes del mundo y ha manifestado su interés en nuestro país por su alto potencial geológico minero.


Esta buena imagen para los inversores tiene relación con la competitividad sistémica que gira entorno a infraestructura vial, puertos, aeropuertos, hidroeléctricas y demás obras que dinamizan la actividad empresarial. A esto se le suma las reformas legales, fiscales y toda la estabilidad jurídica que el Gobierno Nacional ha generado en los últimos años.


Al respecto, Javier Córdova, ministro de Minería, manifestó que Ecuador, para el periodo 2017-2021, tiene una expectativa de recibir cerca de USD 8.000 millones por inversión en minería y exportación de minerales. En el mismo periodo, se estima generar 25.000 plazas de empleo con el desarrollo de esta actividad productiva, puntualizó.


Además, Córdova explicó que en impuestos, el país recibiría más de USD 1.300 millones durante estos cuatro años; mientras que, las proyecciones en exportaciones pasarán de USD 787 millones que actualmente genera la minería a aproximadamente USD 4.000 millones al 2021 parte con la plena producción de los proyectos Fruta del Norte, Mirador, Río Blanco, Loma Larga y San Carlos Panantza.


Este despegue del sector minero permitirá a la vez el mejoramiento de las necesidades básicas de las comunidades y el trabajo armónico en las zonas de influencia. La Ley de Minería establece que el 60% de regalías deben ir direccionadas a la inversión social y al desarrollo regional.