Zaruma se hunde por la minería clandestina

Una mezcla de roca y cemento es la solución temporal para el socavón en la escuela La Inmaculada. Se analiza el trabajo definitivo de estabilización. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Gestión de Riesgos está escaneando el subsuelo de Zaruma, con tomografías eléctricas y georradares para graficar las cavidades en la tierra. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Escrito por: Elena Paucar

El grabado de una ciudad de oro resalta la sala de Ángel Aguilar. La imagen, tallada en una placa dorada, a ratos parece cobrar vida con el brusco movimiento de una retroexcavadora, que hace vibrar las paredes de cedro y bahareque de su tradicional vivienda, en el centro de la patrimonial del cantón Zaruma (El Oro). “Ese día el estruendo fue horrible. Y se elevó una nube de polvo”, recuerda don Ángel desde el ventanal de balaustres que deja ver un enorme cráter. Los Aguilar viven junto a la escuela La Inmaculada Fe y Alegría. Allí, en el 26 de octubre, un grupo de niños detectó un pequeño socavón. Casi dos meses después, el 2 de enero, el agujero se expandió, tragándose dos aulas...

 

Leer nota completa en Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:
http://www.elcomercio.com/actualidad/zaruma-hundimientos-mineria-clandestina-escuela.html 

Fuente: ElComercio.com